CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Uno para el PAN y el PAN para uno…

Mancha Humana

Julio Pérez de León

@Vago_Estepario

A escasa una semana que inicie la LXV Legislatura federal y dos meses para la renovación o reelección de la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional, la situación pinta más bien color de hormiga que blanquiazul a Marko Cortés y sus huestes.

Pese a que sus cifras son de altibajos, pues incrementó el número de diputados federales de 79 a 114, pero, perdió dos gubernaturas. Al interior del PAN no se le perdonan varios detallitos que lo tienen en la tablita: desde la salida de varios miembros prominentes del PAN, Ernesto Cordero, entre otros, quienes denunciaron penalmente a su candidato presidencial Ricardo Anaya; otros expulsados están tras las rejas, como José Luis Lavalle, otros los reincorporaron al blanquiazul vía invitación, como la Calderón-Zavala, Margarita, por cierto, cayó parada para ser ahora diputada federal.

Si como se dice es cierto, en política sólo se comete un error, el resto son sus consecuencias, A Cortés no le agradó que se fusionara Anaya con el PRD para sacar adelante esa coalición de agua y aceite, pero, acabó votando por el ahora “auto-exiliado”.

Lerda como siempre, la justicia mexicana, tardó 38 meses en incorporar el expediente promovido por Cordero Arroyo en junio 2018 al acusar a Anaya por presunto lavado de dinero, y es ahora citado a comparecer; ¿si de momento o timing político se le acusa a la entonces PGR ahora FGR para iniciar el procedimiento, es cosa de ver, pues el efecto mediático pudo ser más fuerte antes de las elecciones… no cree?

El manejo de las candidaturas a las gubernaturas tampoco dejó bien parado a Cortés, dejando de lado, la intentona sucesoria del aún gobernador de Chihuahua, Javier Corral para imponer al aún senado Gustavo Madero, lo que generó descontento y berrinches, también sucedió lo mismo con Baja California con la ex miss Universo, Lupita Jones promovida por el PAN como candidata ciudadana y que desembocó en una derrota, por lo menos, apabullante.

Lejos de este chismerío anecdótico, está el presente y porvenir de la que para muchos es la única oposición al gobierno federal, la cual se basa en fuetazos cargados de adjetivos de militantes y expresidentes, pero sin esos gritos y sombrerazos no se dejan ver, al menos propuestas o alternativas, más allá de los sectores de la iniciativa privada que aún confían en el “liderazgo panista”.

Por lo pronto, a muchos panistas adversarios internos al Chicken Little, a Marko, al calderonismo y hasta del foxismo, les agrada la idea de que el aspirante repetidor a la candidatura presidencial para 2024 le mengüen sus intenciones, a quien trata de reelegirse en el CEN se le vea cada vez más complicado alcanzar su meta y aquí es donde el Yunque, esa ala ultraconservadora de la ultraderecha alojada en el blanquiazul puede ver el anhelado momento de regresar por sus fueros… ya se verá.