CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Canela Fina

Rubén Cortés, escritor, periodista

@ruben_cortes

El presidente es rigurosamente sincero cuando dice que “se está gobernando con hechos”. Por ejemplo, un hecho es que hoy en México seis de cada 10 personas están en la necesidad de pedir fiado en las tienditas de la esquina.

Es alarmante el ritmo de depauperación de la economía familiar en un país que, cuando este gobierno llegó al poder en 2018, tenía un incremento de 2.3 por ciento en gastos de bienes y servicios nacionales, y de tres por ciento en bienes importados.

Pero en dos años y medio del actual gobierno, los “hechos” del presidente indican que, a la mayor parte de la población, ya no le alcanza para cubrir los gastos de la canasta básica, como consecuencia del alto costo de la vida. Y pide fiado.

En el último año, el precio de la canasta básica se ha disparado 44.5 por ciento, según datos de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes: 35 por ciento de los clientes de las tiendas de barrio piden producto para pagarlo después.

Se trata (hay que recordarlo) del gobierno que llegó al poder con el retorico y demagogo eslogan de Primero los Pobres. Sin embargo, en dos años y medio creó 10 millones de nuevos pobres, de acuerdo con datos del Inegi. Un gobierno productor de pobres.

Publicada en el diario oficioso del presidente, La Jornada (no en Reforma, eh), la encuesta más reciente de la Anpec es aterradora, porque muestra de manera fehaciente que México sigue los pasos de Venezuela, y con el pie en el acelerador.

Veamos:

–Los productos que mayor incremento de precios han tenido en el país son res, pollo, cerdo y pescado, frutas y legumbres, tortillas, lácteos, botanas y refrescos: por eso la canasta básica es hoy el doble de caro que durante el gobierno anterior.

–Ocho de cada 10 tenderos destacan que una de cada tres familias les piden fiado; y pagan un incremento de 63 por ciento en el precio de la luz, 35 por ciento en el gas, 19 por ciento en las gasolinas y 8 por ciento en la seguridad social.

–En el gobierno anterior, las tienditas de la esquina ganaban de mil a mil 300 pesos diarios: 30- 35 mil al mes, de los que 10 mil pesos eran ganancias netas. Con el gobierno actual, ingresan al mes 25-27 mil pesos, con una ganancia de siete-ocho mil mil pesos.

–Hace un año, había en México un millón 200 mil tienditas de barrio. Hoy, 150 mil tuvieron que cerrar por la bajas ventas y el encarecimiento de la luz. Recordemos que el presidente dijo el siete de mayo de 2020: “Si tienen que quebrar, que quiebren”.

Y Primero los Pobres.