CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Democracia Sin Fronteras

Enrique Andrade, exconsejero del INE

@e_andradeg

Cientos de miles de alumnos de educación superior esta semana iniciaron un nuevo ciclo escolar y a pesar de que se habían ilusionado algunos de ellos en regresar a sus universidades ya que avanzaba la vacunación y se veía la luz al final del túnel, al momento de la verdad la mayoría optó por seguir con clases en línea, para cuidar a la comunidad de nuevos contagios. Las nuevas variantes del Covid 19, principalmente la Delta vinieron a acabar con la fiesta que ya se preparaba para regresar a la normalidad, tanto en México como en E.U.A.

El Rector de la UNAM dando muestras de su autonomía y de su alta responsabilidad fue contundente, “no regresaremos a clases presenciales hasta tener tres semanas consecutivas de semáforo verde”, es decir que exista un numero muy bajo de contagios que nos permiten tener actividades, pero con precaución; algo distinto a lo que se había mencionado sobre las restricciones del semáforo rojo o naranja, en el que estamos, que es simplemente “quédate en casa”, “no salgas si no es estrictamente necesario”.

Se entiende que ahora a pesar del alto numero de contagios, promedio de 10,000 diarios no se cierren negocios para permitir la supervivencia económica de varios sectores, pero si es necesario advertir sobre los riesgos de salir, principalmente si no es indispensable. La población tiene derecho a estar informada sobre el peligro que existe incluso para los niños y los jóvenes que no están vacunados y para las personas con enfermedades crónicas aún con vacuna.

La crisis que viene según la Organización Panamericana de la Salud será aun mayor, ya que por la pandemia se han descuidado otros servicios, como la aplicación del cuadro básico de vacunación a los niños o el brindar servicios médicos para otras enfermedades, “300,000 niños sobre todo en México y Brasil no han recibido sus vacunas de rutina, haciéndolos vulnerables a infecciones mortales prevenibles”. Cuidar a los niños es responsabilidad de todos. Queremos verlos felices, pero es más importante verlos vivos.

La inmunidad de rebaño que se esperaba nunca va a llegar. Las nuevas variantes están poniendo a prueba las vacunas; ya Pfizer y Cansino han reconocido que es necesaria una dosis adicional de cada una para lograr conservar la mayor protección, es decir parte de lo avanzado, con las nuevas variantes se retrocede. Lo cierto es que la falta de información, el engaño, el silencio, la omisión o la negligencia pueden ser la causa de nuevas muertes que podrían evitarse.

En mal momento se dejaron fuera del seguro popular a 18 millones de personas, entre 2018 y 2020, en mal momento nos enteramos de que de acuerdo con el CONEVAL 35.7 millones de mexicanas y mexicanos están excluidos de los servicios de salud y los que se encuentran en pobreza extrema son ahora 21.9 millones. Es momento de ser solidarios, en otro México sin grillas, sería la hora de convocar a un gran acuerdo de reconciliación, para la prosperidad nacional, ahora imposible.