CITA TEXTUAL

PERIODISMO INDEPENDIENTE

Democracia Sin Fronteras

Enrique Andrade, exconsejero del INE

Twitter: @e_andradeg

A partir del día de hoy estaremos viendo como varios grupos de ciudadanos que se dice no son de un partido político, buscarán recolectar firmas y datos de nuestra credencial de elector para que nos sumemos a la petición ciudadana que pretende que el próximo año acudamos masivamente a las urnas a ratificar al presidente López Obrador en su cargo, aunque en realidad lo legal diga que es para ver si se le revoca el cargo por perdida de confianza.

En el mundo al revés sus más fervientes seguidores estarán buscando firmas para ver si termina el mandato del líder de forma anticipada, mientras los demás ciudadanos contemplamos esa gran movilización que buscará juntar cerca de 3,000,000 de firmas antes de que concluya el año.

A partir de la resolución de la Sala Superior del Tribunal Electoral del TEPJF del día 1 de noviembre habrá dos formas para recolectar las firmas; en papel mediante firma del ciudadano y datos de la credencial de elector y mediante el uso de una aplicación móvil que permita tomarle una foto a la credencial y una selfi y con eso manifestar el apoyo. El INE había aprobado que la forma física solamente se usara en 204 municipios de alta marginación, pero la Sala Superior consideró que esto restringía los derechos de participación y no se explicaba por que se habían determinado solamente estos municipios.

Es cierto que cuando se permitió a los candidatos independientes el uso de papel para recabar las firmas existieron innumerables trampas  y se presentaron miles de firmas falsas (una de cada cinco), sin embargo el que hayan existido estos hechos fraudulentos no justifica la restricción de un derecho, sino que se debe promover el uso de la tecnología adecuada para detectar estas trampas de forma más práctica por los tiempos que se tienen y desde luego estos apoyos ilícitos no tomarlos en cuenta para llegar a la gran suma de tres millones.

Algo digno de aplaudirse es que se incluya a los mexicanos residentes en el extranjero principalmente en Estados Unidos para que puedan participar por vía electrónica en la revocación de mandato, algo que no está al margen del debate político ya que algunos opinan que ya viviendo en otro país estos paisanos no sienten las consecuencias directas de los gobiernos o de las acciones en este caso del presidente; sin embargo basta ver la cantidad de dinero que ingresan al país vía remesas para darnos cuenta de la legitimidad de su participación y en este caso de su opinión, finalmente la mayoría de ellos pretenden regresar a reunirse nuevamente con sus familias.

Sin duda el ejercicio será interesante para ver desde ahora la capacidad de movilización que tienen los grupos afines a Morena para primero, recabar las firmas para la revotificación y segundo, para acudir a pasar lista en las urnas el próximo 27 de marzo.