CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Viernes Lúdico

Roberto Mendoza

@SoyRoMendoza

La película es muy buena, la animación es un paso adelante en la técnica de hacer ver el agua más natural y la piel, los gestos, es técnicamente tan buena que incluso, por momentos, olvidas que es una cinta digital. La historia es congruente y no pierde el tiempo ni en romances ni en situaciones sin sentido, es congruente, rápida y a la vez sencilla.

No la he visto en español, porque me parece que las películas se deben ver en el idioma original, además las adaptaciones al español son cada vez peores. Awkwafina es espectacular como el dragón Sisu en realidad todos, pero se siente que la película abusa de voces con acento oriental, porque se presenta como un mundo con diferentes regiones ¿Por qué no los habitantes de ese mundo no tienen diversos acentos?

Carlos López Estrada es unos de los cuatro directores que de manera extraordinaria llevan a esta película a buen puerto, en ningún momento vi algún elemento mexicano o algún cliché y me parece bien porque no todo director o actor mexicano tiene forzosamente que poner algo mexicano como un toque o guiño, para decir: “miren ser mexicano es extraordinario”, basta con trabajar muy bien como lo hace Carlos. Como lo hace notar la película, el trabajo en equipo funciona para tener éxitos y así pasó con estos cineastas.

Ahora que señalo el éxito, Raya y el último Dragón como un triunfo en muchos sentidos, sí hay elementos negativos alrededor de la cinta, sí es el número uno de la taquilla en EEUU pero sólo recaudó poco más de 8 millones de dólares, porque siguen los cines en una crisis debido al covid. Y a esto tenemos que aumentarle que se puede ver en streaming pero sólo si pagas 30 dólares en EEUU o 329 pesos en México, no ha habido mucho éxito en la contratación del llamado “Premiere Access” de Disney Plus, al menos no en México, porque si de por si lo piensas para pagar sólo el esquema general, pagar una cantidad extra por ver la película francamente es un abuso y no porque lo que vayas a comprar sea malo, la cinta es extraordinaria, sino porque ya pagaste y pagar más….En fin.

 Si la quieres ver pues tendrás que pagar, como yo, si no, pues tendrás que esperar al 23 de abril y verla con tu suscripción standard, ahora en el cine, se supone que iba a ser estreno simultáneo, pero con las cadenas de cine a punto de quebrar por la pandemia, yo no la encontré, hay pocas opciones para disfrutarla.

Lo mejor de Raya y el último Dragón es el guión, la historia nos recuerda que juntos hacemos un mejor mundo y que separados somos siempre vulnerables, nos recuerda que los seres humanos somos miedosos, embusteros, violentos y egoístas pero que siempre existe la posibilidad de confiar y dar el primer paso, que los rencores no tendrían que ser para siempre, no me pareció que la película apoye el autosacrificio, sino la valentía de confiar aún cuando sepas que te pueden traicionar. Confiar siempre es difícil, pero si lo que se gana es salvar al mundo, se puede perdonar y dar el primer paso. Una buena reflexión para nuestro país, donde la polarización, nos está convirtiendo en piedra, al menos el presidente, ya carga con un corazón de este material.