CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Viernes Lúdico

Roberto Mendoza

@SoyRoMendoza

Hoy mismo la discusión contra la violencia hacia las mujeres, lamentablemente es un tema importante en México y en el mundo, por eso la película Promising Young Woman o como de muy mala manera le pusieron aquí en nuestro país “Hermosa venganza”, título que revictimiza la historia de la película y es completamente machista, resulta muy relevante. 

Dirigida por la inglesa Emerald Fennell que ya nos ha enseñado su poder para contar historias femeninas en la serie Killing Eve donde los hombres son meros accesorios y las mujeres son las fuertes, dirige a otra fantástica mujer Carey Mulligan que ya la hemos visto como una delicada y frágil mujer que sin mucho esfuerzo hace perder la cabeza, la fortuna y la vida misma a Leonardo Di Caprio en The Great Gatsby.

Además ambas están nominadas a los premios The Golden Globes y son serias candidatas al Oscar.

“Promising Young Woman” es una cruda película sobre las consecuencias que tiene la brutalidad masculina, lo cobarde que son los agresores y la fuerza que tienen las mujeres por muy delgadas y chiquitas que sean; aunque, un hombre siempre tendrá mayor fuerza física y mucho más peso que una mujer.

El filme nos sumerge en la narrativa de que el mundo está hecho para y por los hombres que las mujeres poco importan, aún cuando pierden la vida, que es fácil olvidarse de una agresión a una mujer, pero es difícil, para cualquier víctima quitarse la marca y la vergüenza de alguna agresión. Que es un pecado mortal que una mujer pierda la cabeza por unas copas o por alguna droga, pues es presa fácil de los instintos masculinos, que las mujeres pueden ser siempre calificadas de putas y que a los hombres casi todo se les justifica.

Sin embargo, las mujeres tienen eso que a los hombres nos hace falta, al menos eso trata de mostrar el filme, una mayor fuerza de voluntad, inteligencia, mejor autocontrol y por si fuera poco la posibilidad de amar sin límite a alguien si se decide, aunque también a odiarlo si se lo merece.

Es muy triste comprobar que después de 2021 años que tiene la humanidad, aún estamos en una sociedad muy machista, que la vida de una mujer, casi puede ser desechable y lo vivimos prácticamente a diario en nuestro país, sólo hay que ver las portadas del periódico Metro o de El Gráfico, casi a diario hay una mujer asesinada, incluso esta semana la Secretaria de Gobernación trató el tema en la conferencia mañanera, pero pareciera que a nadie le suena relevante.

Quizá después de que vea esta cinta, donde la idea es que piense que se ha perdido una joven prometedora, una aspirante a doctora que quizá pudiera aportar a la sociedad, por una noche de copas y abuso masculino, usted piense que no debería existir ese tipo de hombres, cobardes y abusivos.

Pero a lo mejor al otro día en el metro o en cualquier lugar, repita los mismos esquemas de abuso, porque esta sociedad es machista, no importa si usted es hombre o mujer. ¿Qué hará falta para que la sociedad misma cambie y de verdad se respete a las mujeres? ¿Cuándo dejará de ser un crimen ser bonita? ¿Para cuándo la verdadera equidad? No sé…piénselo.