CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Democracia Sin Fronteras

Enrique Andrade, exconsejero del INE

@e_andradeg

Desde la reforma electoral de 2014 se obliga a los partidos políticos a nivel nacional y local a respetar el principio de paridad de genero en las candidaturas a cargos de elección popular para integrar el Senado, la Cámara de Diputados, los Congresos locales de todos los estados y de la Ciudad de México, con la idea de lograr órganos legislativos equilibrados en donde estén representadas las mujeres en igual proporción que los hombres. A pesar de los esfuerzos tanto del INE como del Tribunal Electoral en las elecciones de 2015 y 2018 para alcanzar este objetivo, esto no fué posible, aunque se avanzó de forma significativa.

 En junio de 2019 se modifica de nuevo la Constitución para garantizar los derechos políticos de la mujer en los tres órdenes y niveles de gobierno y en todos los cargos de elección popular, lo que se conoce como “paridad en todo”; reforma que permitió que se impulsara por las autoridades electorales primero en el INE y confirmado por el Tribunal Electoral que en las candidaturas a los cargos de gobernador en las pasadas elecciones 50% fueran para mujeres. Por primera vez debido a estas decisiones tendremos el mayor numero de mujeres en los cargos de gobernadoras en el país.

Tomando como base estos avances,  las medidas que se han adoptado para hacer efectivo el mandato constitucional y los principios de mínima intervención y autodeterminación, el pasado sábado 28 de agosto la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), gracias a la propuesta de la Magistrada Mónica Soto, aprueba por mayoría modificar el acuerdo del INE sobre la asignación de diputaciones, para lograr por primera vez en la historia de México una Cámara de diputados de paridad, es decir 250 mujeres y 250 hombres, lo que hace realidad un viejo anhelo de las mujeres desde que lograron en 1953 el derecho del voto. ¡Enhorabuena! Bienvenida la Cámara de paridad.

Que mejor forma de celebrar los 25 años del TEPJF que reconociendo sin filias y sin fobias los avances que esta integración ha aportado a nuestra joven democracia  mediante históricas sentencias que han permitido  hacer realidad el ejercicio de los derechos políticos de la mujer; el avance en el modelo de votación electrónica, tanto en urnas como por internet; la integración de grupos políticamente vulnerables a los congresos como integrantes de las comunidades indígenas, afro mexicanos, LGTB, migrantes y personas con alguna discapacidad. El que se postulen el 50% de candidaturas de mujeres incluso para cargos unipersonales que impulsaron desde el INE las consejeras Humphrey, Favela y Zavala y confirmo el TEPJF y ahora el haber logrado la primera Cámara de Diputados de paridad de genero.

Como todo arbitro de ultima instancia en algunas ocasiones de forma inevitable, sus resoluciones son aplaudidas o no de acuerdo con lo que convenga a las partes en la contienda, sin embargo, esto no debe de confundir a la sociedad en torno a la solidez y fortaleza de los criterios y avances de esta Sala Superior.

En estos días que se nombrará a una o a un nuevo presidente es importante tomar en cuenta las frases que se mencionaron el sábado pasado durante la sesión, de que trabajando en equipo el Tribunal puede lograr grandes cosas además de lo que ya ha hecho y seguramente en unidad podrá seguir haciendo de cara a las elecciones de 2024 y siguientes. Enhorabuena por estas decisiones que ponen a nuestro país como ejemplo de muchas democracias del mundo.