CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

¿Necesita Morena de partidos bisagra en la nueva legislatura?

Mancha Humana
Julio Pérez de León
@Vago_Estepario

No es un panorama que sea difícil repetición o que se trate de escenarios sin precedentes, en particular, cuando lo que sobran los precedentes. Se trata de que las futuras reformas o enmiendas constitucionales que se promuevan sea desde Palacio Nacional o de la bancada morenista sean aprobadas con poca resistencia por las fracciones del autonombrado bloque opositor.

Cabe recordar solo como botones de muestra las relativas a la creación y normalización de ña Guardia Nacional, que el Presidente pueda ser juzgado por delitos del fuero común o que no haya funcionario público alguno que pueda ganar más que el titular del Ejecutivo Federal, todas ellas aprobadas con votos de diputados del PAN, PRI y PRD.

El precedente más estrepitoso e hilarante es cuando la llamada izquierda protagonizada por el Sol Azteca se incrustó y aceptó todo lo que Peña Nieto propuso en el Pacto por México.

De hecho, lo que no aprueba el “bloque opositor” en San Lázaro lo termina avalando el mismo bloque en el Senado, y se retacha a la cámara baja como quien rehace la tarea y acaba como decreto en el Diario Oficial de la Federación, caso más reciente, la Ley de Outsourcing.

Ni las amenazas de que PAN. PRI y PRD no aprobarán las reformas de Palacio Nacional se salvan de tener precedentes, en materia de declaraciones sería difícil encontrar algo nunca antes dicho; en la legislatura que entrará en funciones a partir de este 1 de septiembre, las cosas no parecen ser diferentes y todos aquellos encendidos discursos de campaña en contra de AMLO, los millones de pesos gastados para presentar a candidatos pulquérrimos sin ápice de complicidades con el sistema (sea pasado, presente y futuro) quedarán para la mera anécdota que caerá en el pozo de a amnesia masivamente selectiva.

Por lo pronto, se prevé que las investigaciones de enriquecimiento ilícito en contra Alito Moreno podrían quedar en la congeladora procesal siempre que la bancada tricolor, en la cual, por cierto, el campechano es integrante, mueva el dedito en las votaciones de leyes y reformas propuestas por Morena o AMLO al compás de los legisladores de las otras chiquilladas como el PVEM y PT.

El pacto de sumisión, según los enterados ya quedó sellada con letras de oro, en tanto las bancadas del PAN, PRD y MC, pese a que declaren que votarán en contra de toda iniciativa proveniente de tan funesta fuente, en los hechos “votarán en conciencia, hacia donde sople el viento”.

Así la leal y noble oposición que cumple con la necesaria correspondencia de lo inversamente proporcional entre lo dicho y hecho. Al tiempo.