CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Viernes Lúdico

Roberto Mendoza, periodista

@SoyRoMendoza

Luego de esperarla casi tres años el pasado domingo se estrenó la segunda parte de la serie sobre la vida de Luis Miguel, de entrada no hay nada nuevo, esta temporada no plantea, al menos en sus dos primeros capítulos, nada espectacular. Se resuelve, casi con prisa, el gran misterio que nos planteaba la primera temporada y en general se explica por qué Luis Miguel ya no puede cantar con la misma intensidad y periodicidad que lo hacía hace unos años; tiene tinnitus y esta enfermedad además de ser permanente es progresiva.

Se ve que en estos dos capítulos los guionistas y el propio Luis Miguel que es productor de la serie, tenían prisa de finiquitar esos dos misterios y creo que la serie tenderá a buscar más el tema telenovelero de la vida del astro mexicano.

Es decir, veremos los “grandes romances” de Luis Miguel y también sus grandes decepciones amorosas, la relación con sus hijos y sus ex mujeres y le apuesto que terminaremos configurando cómo este cantante establecerá una nueva forma de relacionarse con su público, quizá haga un esfuerzo para sacar algún otro disco, pero creo que los grandes conciertos en colosos como el Auditorio Nacional se han terminado, de esta forma “El Sol”, quizá plantee un retiro de la industria musical, que no del marketing, pues sus discos se seguirán vendiendo.

Uno de los grandes protagonistas que está ausente es el diseño de audio, en los créditos es Alejandro de Icaza el encargado de este tema, pero que no funcionan, no cuentan una historia por si mismos, como si se hace en la cinta “The Sound of Metal”. Por lo que no se puede entender la dimensión de la enfermedad de Luis Miguel, parece que el cantante simplemente oye un ruido molesto, pero no se le da la dimensión y profundidad que le causó la enfermedad. Claro en la película de Darius Marder el protagonista se queda totalmente sordo y Luis Miguel, no, pero es tan fuerte este “ruido” que “Luismi” ya no se presenta en el enorme número de conciertos que hacía en otros años.

Importante también decir que sin un personaje, para odiar, como el que representaba Óscar Jaenada la serie perderá mucho, otra gran apuesta de la serie será que ahora alguna de sus ex mujeres ocupe esta posición, buena suerte en medio de esta discusión feminista en el país.

Gran expectativa, pero pocas sorpresas en el estreno de la segunda temporada de “Luis Miguel la serie”, el poco éxito se demuestra, porque no hubo memes entre los fans y porque la conversación sobre las revelaciones, se terminaron el mismo domingo por la noche.