CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

¡Lo logramos! Nos acabamos al planeta

¿Lo dije o lo pensé? 

Nery Anaya, periodista y emprendedora

@NeryAnaya

En días pasados el panel intergubernamental de la Organización Mundial de las Naciones Unidas dio a conocer que por fin, señoras y señores, lo logramos pudimos ponerle fecha de caducidad a nuestra existencia en la tierra y lamentablemente esa fecha es muy cercana. Si bien hace más de 20 años inició la preocupación y las pseudo acciones de los países primer mundistas respecto al cambio climático y se había estimado que para el 2050 el problema sería grave, pues resulta que como especie, nos superamos a nosotros mismos cada vez y adelantamos esa fecha al 2030.

Si señora, señor, señorita, niño, joven, siéntase mal y culpable, pues lo que se dio a conocer ayer no sólo es fatal y alarmante, sino que además parece que casi nadie se entera aunque fue la primera plana en casi todo el mundo. Y es que el informe dice que “todas las actividades humanas son las responsables del calentamiento global y principalmente el CO2, uno de los gases más abundantes en la atmósfera y que provocan el efecto invernadero” y que se emite gracias a prácticamente todas las cosas que hace o consume el hombre. 

Si señora, sus uñas, su cabello, su ropa, lo que come, lo que se unta, durante su producción genera gases contaminantes; si niño, tus juguetes, tus pañales y tus mamilas no sólo contaminan durante su producción, también se convierten en basura difícil de erradicar de la tierra. Y apresar del “código rojo mundial” que fue la principal noticia de todo el mundo, por encima de la pandemia, muchos ni se enteraron y aún así resulta que hay cientos de miles que no sólo no creen en el cambio climático sino que además les vale queso.

Los países del primer mundo, las máximas expresiones de la producción y el consumismo mundial, Estados Unidos y China son los que más contaminan y a pesar de todos los compromisos firmados en las últimas décadas, no sólo es evidente que no cumplieron, sino que además pareciera que les dieron el permiso para contaminar más con el protocolo de Kioto, firmado en 1997 y en donde se comprometían a implementar acciones firmes y contundentes. Resulta que aumentaron hasta dos por ciento sus emisiones. 

Hoy ya es tarde y el llamado es urgente, “si no paramos ¡ya! Con la emisión de esos gases de efecto invernadero y las cientos de miles de actividades que calientan la tierra, el 2030 será el fin de la existencia pues el daño ya será irreversible”. Así es, si no actuamos hoy, en una década o menos, el derretimiento de los polos y la imposibilidad de la tierra para regenerarse y absorber esos gases, llegará al punto en que no nos será posible sobrevivir sobre la fase terrestre pues los ciclones, tormentas y demás fenómenos climáticos serán aún peores que los que ya vemos en la actualidad.

Así es las inundaciones y sequías que azotan países enteros, cada vez más fuertes que nunca y que arrasan con poblados enteros, son nuestra culpa y sólo si actuamos inmediatamente podremos parar nuestra autodestrucción. ¿Cuántas veces hemos dicho? “estamos acabando con nuestro planeta”, pero en realidad hemos acabado con los medios y los recursos que nos mantienen vivos en él. 

¿Y sabe usted cómo parar esta catástrofe? Pues muy sencillo, mire, primero deje de consumir productos altamente industrializados, envasados en plásticos y de empresas que se sabe son ética y ambientalmente incorrectas, por ejemplo Coca Cola, Nestlé, Unilever, Proctec & Gamble y Colgate Palmolive, nada, lo que se dice ¡nada! de este tipo de empresas. Y sí corra de una vez a su baño y a su refri o alacena para que vea cuanto de esas marcas consume, seguro el 90 por ciento. Si es así, lamento informarle que usted es parte del problema.

Los gobiernos nada han hecho en realidad y hoy ya el reto es abismal, el exceso en el uso de energéticos fósiles es el principal responsable y son muy poco los países que han logrado migrar a energías más limpias, y usted ¿cada cuánto usa su automóvil, toma taxi y usa el gas? Pues sí, eso también es parte del problema.

El modelo económico del capitalismo caduco, es dañino y trajo generaciones enteras de consumistas, desde EU hasta Africa, sin importar la religión, nivel económico o la evidente pobreza, todos quieren comprar cosas y la huella de carbono de cada habitante de la tierra es enorme, pero de seguro usted ni entiende de eso.

¿En serio quiere ayudar? Inclínense por productos elaborados a través de métodos artesanales y tradicionales, y así estaría fomentando un comercio más justo y local, y no seguir enriqueciendo a estos magnates del capitalismo que además ¿sabe qué? Esos millonarios que amasaron fortunas corrompiendo gobiernos y autoridades para poder contaminar ríos, bosques, selvas, manglares, etc, cuentan hoy con los recursos para ser de los pocos que se salven y puedan iniciar una vida en otro planeta o en el espacio. Y todo solventado por nuestro consumismo excesivo que nos está matando.

Y puede hacer más: como ser más esencial, dejar de comprar exceso de ropa y zapatos, utilizar menos aparatos eléctricos, utilizar marcas comprometidas con el ambiente, el cambio climático y con su salud, y no de las responsables de la situación. Los gobiernos fracasaron sí, pero nosotros también, pues todas y cada una de las cosas que hacemos día a día, como bañarnos, afecta al planeta más de lo que imaginamos. El mundo empieza a morir en 10 años y el gran error fue creer que teníamos tiempo.

Triste y preocupante es que ese informe nos hace visible que los gobiernos han fallado y la otra parte de la ecuación, los humanos, tampoco hemos hecho nada y hemos dejado que otros se preocupen sin asumir nuestra responsabilidad, ni siquiera nos informamos y lamentablemente, dudo mucho que realmente comprendamos todo lo que significa no actuar hoy. El único consuelo es que las consecuencias sí las viviremos todos los habitantes de la tierra, por igual, y entonces quizá queramos hacer algo, pero bien lo dijeron los científicos que presentaron el informe, es hoy o ya no hay futuro.

¿Sabe usted que hay cientos de empresas carbono cero, con certificados que avalan que si están haciendo la diferencia? Usted debería ser más ético y actuar, pero seguramente le da flojera y si no cambia sus hábitos de consumo ¡ya! No importa, no pasa nada, sólo empiece a despedirse del mundo como lo conoce y en si, empiece a despedirse del mundo, porque es una realidad, en 10 años se empieza a acabar.

Empiece a pensar en lo que le dirá a sus hijos y nietos cuando le pregunten ¿por qué no hicieron nada para evitar el fin del mundo? Piénselo, porque eso que le diga es la pura verdad, usted y muchos no actuaron a tiempo.

Báñese sustentable yo le cuento cómo vía Whats App.

5523577121 

¡Ups! ¿lo dije o lo pensé?