CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Latinus y el cambio de los medios en México

Viernes Lúdico

Roberto Mendoza

@SoyRoMendoza

Antes de que Andrés Manuel López Obrador fuera presidente en funciones, cuando se estaba haciendo la consulta sobre el aeropuerto, AMLO al votar, enojado se quejó de que Carlos Loret hubiera criticado la consulta e insinuado que el peso podría devaluarse. El virtual Presidente lo llamó “pregonero” y desde esa fecha con los medios de comunicación comenzó un enfrentamiento que según explica Jorge Zepeda, es una estrategia pues AMLO ve que “…toda crítica a su gobierno, sustentada o no, conlleva una intención aviesa que exige ser aclarada y respondida para evitar que se manipule a la opinión pública…”

De esta forma, poco a poco, en menos de dos años los medios han cambiado, Grupo Radio Centro era la casa de Carlos Loret con un programa que se llamaba “Sin Anestesia”, casi siempre crítico al candidato Obrador. Hoy, el grupo ha cambiado y tiene una barra grande de programas, quizá más proclive al presidente llamada “La Octava” que encabeza Carmen Aristegui.

Loret también salió de Grupo Televisa al dejar la titularidad de uno de los programas más vistos en el país “Despierta” y se quedó en W Radio que Televisa pensaba vender y que dependía de grupo Prisa. Hoy no se sabe exactamente quién es el dueño de esa estación, pero Loret, por el momento, sigue al aire.

En ese contexto el periodista empezó primero en redes sociales, a subir videos críticos en contra de AMLO y a promocionar un proyecto que parecía que era extranjero, “Latinus”, poco a poco se ha develado que se produce en el país y que tiene los recursos suficientes para tener en su plantilla periodistas de primera línea en deportes y espectáculos, aunque la punta del proyecto son el propio Loret y otro personaje que siempre ha sido crítico, con todos los políticos: Víctor Trujillo, con su personaje Brozo. Irrumpieron en la plataforma de Youtube, libres desde internet, para hacer y decir lo que quieran.

Pocas emisiones de Latinus, han sido suficientes para que marquen agenda en el gobierno de AMLO; si la estrategia, como dice Zepeda, es responder todo, Latinus la ha entendido muy bien, ha puesto contra la pared las luchas más queridas del presidente, la corrupción al desenmascarar a su hermano y el nepotismo con su prima. Han sido profundamente críticos con la pandemia, la economía y la inseguridad. Además, Brozo ha rayado en la grosería para darle, quizá, voz a los que desde las redes sociales quieren decirle esos mismos improperios al presidente.

Que Latinus es opaco, sí, pero ¿no es obligatorio saber quién da el dinero para criticar al gobierno, o sí? En todo caso, ya lo ha dicho el presidente, son la mafia del poder, quien quiera que sean. Pero eso es lo de menos, la producción es buena, imaginativa y contestataria. Hay investigación y sobre todo, hay suficientes recursos, para que desde las entrañas del propio gobierno el conductor principal, o su equipo pueda, ya sea comprar o conseguir de alguna forma secretos, porque ¿De qué otro lugar saldrán?