CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Las vacunas de la esperanza

Democracia Sin Fronteras

Enrique Andrade

@e_andradeg

Llegamos a la tercera semana de diciembre a unos días del festejo de la navidad, con una ilusión común, el próximo año llegarán las vacunas para todos; una nueva esperanza que compartimos con los ciudadanos de muchos países, en especial con aquellos que como nosotros actualmente sufren las consecuencias de un mal manejo de la pandemia y ven como caen los familiares y amigos ya cercanos, víctimas del Covid -19, sin poder hacer nada más que resignarse.

En estos días, en Estados Unidos empiezan a llegar las vacunas a los centros de distribución regional, en este mismo mes se ha dicho se aplicarán 40 millones de dosis a la población; de acuerdo con sus proyecciones en un par de meses, podrán vacunar a la gran mayoría, dándole prioridad a los trabajadores de la primera línea de salud y de alimentación y posteriormente a los más vulnerables.

Contrasta con el plan calendario que la semana pasada presentó nuestro gobierno como estrategia nacional de vacunación; según se ha dicho solamente se adquirirán ahora 35 millones de vacunas, y serán aplicadas entre enero y junio del próximo año, es decir en siete meses en el mejor de los casos, la mayoría de la población quedará cubierta, siguiendo los criterios que se presentaron, primero los trabajadores de la salud, los de la educación y posteriormente por edades de vulnerabilidad, siguiendo una pirámide  invertida primero los mayores y hasta junio del próximo año los de mediana edad y los jóvenes.

No sabemos cuales fueron los criterios del Consejo Nacional de Salubridad para determinar este programa nacional, estos tiempos y el orden anunciado, lo desconocemos por algo muy simple, el consejo nunca se ha reunido y todo el plan depende de los criterios de una sola persona, el inquilino del Palacio.

Preocupa al colectivo, que el plan de la vacunación coincida con el calendario de las elecciones del próximo año; la mayor cantidad de vacunas se aplicarán durante la campaña y en las fechas previas a las elecciones del 6 de junio, pudiera ser una coincidencia, pero también pudiera no serlo; el retraso en la aplicación de las dosis podría costar decenas de miles de vidas en 2021. Sería conveniente que se invitara a testigos sociales, por ejemplo, que representantes de la OMS o de la ONU validaran el plan y sean testigos del buen manejo de la aplicación de las vacunas.

Como se ha dicho, el compartir esta desgracia con el mundo, le permitirá a los mexicanos hacer un juicio objetivo, podremos comparar las estrategias de otros lideres y de otros gobiernos, las preguntas del colectivo, serán; ¿en cuanto tiempo y con que criterios se vacunaron en otros países?, ¿se permitió a los privados tener acceso a las vacunas?, ¿hubo sesgos políticos?¿cuanto se tardaron nuestro socios E.U.A. y Canadá en vacunarse?, ¿cual fue la estrategia de España y de la Unión Europea, para salvar vidas?. El no estar solos, en esta tragedia nos pudiera abrir los ojos para ver una realidad que tal vez ni nos imaginamos ahora.

foto de twitter.