CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

La entrevista AMLO-Biden: ¿una nueva era?

José María Ramos, El Colef

@ramos468

Este lunes se efectuó la primera reunión virtual entre los presidentes de México y Estados Unidos. Generalmente se ha planteado que al inicio de un nuevo periodo gubernamental en Estados Unidos existirá una nueva  era binacional. La coyuntura es más compleja: por el número de personas contagiados(28.6 M) y fallecidas (512 mil) por COVID-19 al 28 febrero en Estados Unidos y los efectos en el desempleo.

La agenda abordada entre ambos presidentes tiene los siguientes desafíos:

La gestión de los solicitantes de asilo TPP.

Es uno de los cambios radicales en la política migratoria de Estados Unidos.  El reto es cómo ampliar las solicitudes en un contexto de mayor demanda de asilo tanto de centroamericanos y en parte mexicanos, y a su vez contener los flujos migratorios y con ello tener el aval político de los senadores republicanos, con la finalidad de que aprueben la reforma migratoria.Con ello se garantiza un procesamiento seguro, ordenado y más humanitario de los migrantes en la frontera.

Un Programa Bracero 

No sería prioridad de la actual administración demócrata.  La prioridad es la reforma migratoria. La cual sería la primera reforma promovida por un gobierno demócrata. Más bien México  debería fortalecer el cabildeo con republicanos para avanzar dicha reforma. Otra opción mexicana sería el de proponer un aumento de las visas laborales H2A para trabajadores mexicanos, las cuales aumentaron con la pasada administración republicana.

Cambio climático

Es una de las prioridades del nuevo gobierno de Estados Unidos.  En las próximas semanas el presidente Biden organizará la Cumbre de Líderes sobre Cambio Climático, la primera reunión global sobre el tema. Ya tuvo su primera reunión con Canadá en donde destacaron su compromiso por la agenda de cambio climático y una economía verde. México tiene la oportunidad de integrarse a tal agenda y aprovechar los beneficios de una agenda trilateral y global y que articulada con la agenda post pandemia, abre oportunidades de resiliencia ambiental, salud y económica.

En la reunión virtual entre los presidentes se reconoció al T-MEC “como motor de la prosperidad y los derechos laborales de América del Norte en ambos países al generar oportunidades laborales, mejorar las protecciones para las y los trabajadores y prevenir el trabajo forzado”. El tema de los derechos laborales es una de las prioridades demócratas y responde a su agenda interna.

Agenda post COVID-19

Para la actual administración de Estados Unidos es la prioridad. Prueba de ello es que se estima en cerca de 50 millones la aplicación de vacunas en el país. Con lo cual se avanza en el compromiso del presidente Biden: 100 millones de vacunas en 100 días. México  tiene la oportunidad de plantear a Estados Unidos un esquema de coordinación de vacunas acorde a los cerca de 200 mil transmigrares laborales que cruzan todos los días a laborar a los Estados Unidos;’ igual para los trabajadores de la industria maquiladora, en particular aquellas vinculadas con las cadenas de valor de la industria de defensa del país vecino.

Plan Económico hacia Centroamérica.

Es una prioridad binacional, aunque no fue un tema de la reunión virtual. El problema es que los recursos previstos por el gobierno estadounidense – 4 mil millones de dls- serán insuficientes. Con lo cual los flujos migratorios y de drogas –cocaína- continuarán. Una alternativa es que Estados Unidos podría negociar mayores visas laborales para migrantes con los gobiernos centroamericanos, como sucedió con Guatemala. A cambio de que los países centroamericanos controlen sus fronteras, como sucedió recientemente con la caravana de migrantes, dispersada por el gobierno de Guatemala.

Agenda antidroga y legalidad

Es un tema que no ha merecido atención central en la actual administración demócrata y como tal no fue abordado en la reunión virtual. Aunque participaron en la reunión los principales responsables de seguridad de ambos países. La detención de Emma Coronel en Estados Unidos reflejaría el nuevo enfoque -más legal- que pretende sesgar la gestión de Merrick Garland, el nuevo secretario de Justicia  de Estados Unidos, con una formación de abogado. Y a su vez, la promoción de una colaboración en política antidrogas más ordenada y eficaz. La cual debería de impactar en lasagendas del combate a las drogas, el tráfico de armas y lavado de dinero. Si bien en el comunicado conjunto de la reunión virtual presidencial no hubo alguna referencia explícita al tema de la cooperación antidroga, el Departamento de Estado reconoce “la importancia de trabajar juntos contra el enemigo común que representa el crimen transnacional organizado.

Cómo se puede apreciar la primera reunión presidencial virtual entre los presidentes Biden y López Obrador plantea oportunidades y retos de gestión nacional y binacional. El mayor impacto debería ser atender las demandas de los distintos sectores sociales y en particular de los más vulnerables. Con un sentido de responsabilidad institucional y que impacte en una recuperación económica sostenible e incluyente.