CITA TEXTUAL

PERIODISMO INDEPENDIENTE

Grupo Plural: buscando el centro político

Marcaje Personal

Julián Andrade, escritor, periodista y fundador de El Bastión de Papel

@JandradeJ @ElBastiondeP

Será complejo el camino para que el Grupo Parlamentario Plural, que integran los senadores Germán Martínez, Emilio Álvarez Icaza, Gustavo Madero y las senadoras Nancy de la Sierra y Alejandra León, se conviertan en una bancada.

Por lo pronto, la presidenta del Senado, Olga Sánchez Codero, señaló que no hay fundamento legal alguno para que se  constituyan, porque eso solo se puede hacer al inicio de la legislatura, es decir, en este caso debió hacerse en 2018.

Es factible que el asunto acabe en la Suprema Corte y con el tiempo les den la razón integrantes del nuevo grupo.

Pero lo senadores, ahora ajenos a sus grupos parlamentarios originarios, lo que sí pueden hacer, desde ahora,  es actuar en conjunto y por la integración actual del Senado, pueden influir mucho, sobre todo en el horizonte de las reformas que piensa enviar el Poder Ejecutivo.

El perfil de quienes participan en el Grupo Plural, indica que buscarán trabajar en el centro político, es decir, estableciendo acuerdos y decidiendo a partir de temas específicos y no de consignas partidarias o de instrucciones de otro poder.

También es previsible que se consoliden como una corriente defensora de la democracia y de sus instituciones. Martínez y Madero tienen una amplia experiencia, inclusive en el ejercicio de cargos administrativos y conocen de las complejidades de gobernar.

Álvarez Icaza ha tenido un papel destacado, aunque muchas veces solitario, en la defensa de los derechos humanos y de la coherencia que debe privar en las legislaciones que se aprueban. Ha advertido del daño que significarán, con el paso del tiempo, muchas de las reformas aprobadas sin la debida reflexión. Su papel seguramente será valorado de modo positivo, sobre todo cuando en el futuro se haga un  balance sobre los destrozos legislativos de los últimos tres años.

Álvarez Icaza y Madero fueron los únicos senadores que votaron en contra de la aprobación de la Ley de Revocación de Mandato, al considerar que se se está torciendo el objetivo mismo de propuesta ciudadana, para convertirse en un acto de propaganda del Poder Ejecutivo.

La senadoras De la Sierra y León podrán acentuar su papel reformista en una conformación que no las excluirá y les permitirá tener un papel mucho más relevante para su trabajo en el Senado.

Más allá de las formalidades, habrá que seguir con atención a este grupo, porque seguro permitirá el generar acuerdos que hasta ahora eran más complicados o que tenían que pasar por el cariz de los partidos y todas sus rigideces.

Pero me parece que sería un error el verlos como opositores naturales a Morena, más bien hay que catalogarlos como senadores libres, con todo lo que ello implica.