CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Encorrala INE al «toro», ¿el TEPJF ahora sí, pondrá candado al corral?

Mancha Humana


Julio Pérez de León
@Vago_Estepario

Desde el proyecto de dictamen del INE, ya se formulaba la posibilidad meter al corral al precandidato “Toro sin mecate”, más allá de filias y fobias al personaje o al partido, lo relevante es sentar el precedente: no se puede violar la ley, aunque sea tantito.

Si bien, las acusaciones de violencia de género y hostigamiento se pasaron por alto, dada la facilidad con la que se puede eludir la ley, pues en este renglón no basta con que sea acusado o denunciado el presunto, sino que el Ministerio Público actúe… y ahí está el meollo.

Es parte de un sistema que sólo favorece a los agresores, sean o no poderosos, la razón y la justicia sustentada en la corrupción y la impunidad siempre estarán por encima de las leyes.

El asunto con que se le quita la candidatura a Félix Salgado Macedonio y otros, es la presentación extemporánea del informe de gastos, en este caso, de precampaña pese a que el candidato por Morena al gobierno de Guerrero fue designado, sin embargo, se gastaron 20 mil pesos, en aquélla sesión del INE del pasado 25 de marzo, se votó por mayoría de 7 a favor y 4 en contra para quitar el registro al autonombrado “Toro”.

Quien apeló ante el TEPJF, ahí con 5 votos a favor y dos en contra, se regresó el dictamen al INE a fin de reconsiderar la sanción porque parecería desmesurada o desproporcionada.

El INE sancionó este 13 de abril, con la pérdida del registro de Salgado Macedonio como candidato a Gobernador, pero esta vez más dividido, con 6 a favor, cuatro en contra y una consejera sugirió sustituir la sanción y que, al ignorarse la propuesta, votó también en contra. Esto en el marco de amenazas del “Toro sin cerca” contra de algunos de los consejeros y el espontáneo arribo de las huestes salgadistas que desde Guerrero pagaron sus boletos, compraron sus tiendas de campaña y comidas para llegar a Periférico y cerrar las puertas del INE.

De fondo y lo importante es que el andamiaje legal sigue quedando en deuda, lo cual se demuestra al generarse estas situaciones que ponen en pugna al INE con el Tribunal Electoral dada la interpretación de la normatividad. Y mientras sean los mismos partidos que regulan los procedimientos sancionadores en materia electoral, así como metan mano en la designación de los integrantes del órgano administrativo electoral, la guerra de dimes y diretes continuará y a ojos de la opinión pública la descalificación de las instituciones electorales las debilita y decrece la confiabilidad.

El descrédito más que real es por efecto de la dualidad en la interpretación de la ley y reglamento electoral, y aún, de la Constitución que sostiene a esta normatividad.

Le tocará en próximos días al TEPJF resolver la impugnación que seguramente presentará el “Toro”, ¿querrá echarle candado al corral?