CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

En conferencias mañaneras, AMLO desinforma, estigmatiza, juzga…

Desde las conferencias ‘mañaneras’, “el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador pontifica, juzga, moraliza, estigmatiza, informa y desinforma, afirmó la organización Articulo 19. 

En su reciente informe Distorsión:El discurso contra la realidad, la organización aseguró que   es preocupante el dicho constante del presidente sobre tener “otros datos” ya que esa información “parecen no existir en los acervos documentales oficiales”. 

Articulo 19 consideró que, con las conferencias matutinas, “se persigue que en la arena pública la única voz que se escuche sea la de AMLO, y la información que contrasta y desestima sus dichos es negada mediante artilugios legales”.

«Al solicitar a Presidencia vía transparencia el sustento de la información, las respuestas de “incompetencia” pasaron de 0 en 2019 a 329 en 2020”, refirió. 

También reveló que a dos años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, persisten dinámicas de estigmatización de la prensa, censura, violación de los derechos humanos y el debilitamiento o abandono de las instituciones creadas para hacer contrapeso al poder.

Leopoldo Maldonado, director regional de ARTICLE 19 Oficina para México y Centroamérica, consideró que durante el año pasado el sello de este gobierno fue utilizar la distorsión como mecanismo para alterar la percepción de las realidades al deformarlas mediante el discurso.

El informe establece que el ambiente de violencia contra la prensa se mantiene en ascenso, como ha sido en los últimos 13 años, y que colocan el 2020 como el periodo más violento contra la prensa desde que se tiene registro.

De enero a diciembre, se contabilizaron 692 agresiones contra medios de comunicación posiblemente vinculados con su labor, lo que representa un 13.6% más que en 2019. Una agresión contra la prensa cada 13 horas.

En poco más de dos años de la presente administración, 17 periodistas han sido asesinados por motivos posiblemente vinculados a su labor. Tan solo en 2020, se registró el asesinato de seis periodistas.