CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

¿El Yunque… basilisco del PAN?

Mancha Humana


Julio Pérez de León, periodista
@Vago_Estepario

Como verdaderos cruzados (así se hacen llamar) por la conquista de territorios y poder, los miembros de la Organización Nacional de El Yunque, se enquistan en escuelas cuyos propietarios, directivas y personal académico adoctrinan –más que enseñar- al estudiantado sobre los peligros del comunismo: ésa gente que mata curas, come niños y hasta despoja propiedades a sus dueños.

A través de organizaciones-fachada como la Asociación Nacional de Padres de Familia, Frente Nacional por la Familia, Comisión Mexicana de Derechos, Vida y Familia, Provida, Consejo Mexicano de la Familia, Consejo Nacional de Laicos, Asociación Nacional Cívica Femenina, y Desarrollo Humano Integral, AC., y más recientemente, y con aire internacionalizados, Hazte Oír cobija a la plataforma digital Yo Influyo (dirigida por la hija del exsecretario del Trabajo con Fox, Carlos Abascal) y CitizenGo; el Yunque recluta a una parte de la sociedad que está en contra del aborto, los derechos reproductivos de la mujer, el contra del uso de preservativos y del control de la natalidad, que son antivacunas y van contra los valores del cristianismo y la masonería, entre otros.

Fundada en 1953, casi ya 70 años, El Yunque “se muestra” como una sociedad secreta menos agresiva, es producto de la división con los Tecos de la Universidad de Guadalajara, quienes para conseguir sus fines empleaba a golpeadores en manifestaciones a favor del feminismo en los años 70, por ejemplo. Desde entonces, por su plataforma doctrinaria e ideológica que comulga con los principios del PAN, se aliaron y se fueron enquistando, hasta tomar el control del blanquiazul e imponer candidatos, si bien más en los ámbitos municipales y estatales más que en los federales, sí tiene representantes en el Congreso de la Unión; su mayor esplendor en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, con funcionarios federales despachando.

Financiado desde las cúpulas empresariales locales y extranjeras, quienes quieren revivir el “Reino de Dios en la Tierra” no se mezclan con la baja ralea, desde el empresariado representado en la Coparmex, a industriales como Lorenzo Servitje (dueño de Grupo Bimbo hasta su fallecimiento), Patricio Slim Domit (hijo de Carlos Slim) y hasta el conglomerado de la construcción española OHL, depositan mensualmente recursos para que los yunquistas operen, no solo como legisladores y en las administraciones municipales o estatales, sino generando movimientos “alternativos”.

Con la caída electoral del PAN y su derrota en el 2018, se impulsó desde Sí por México encabezado por Claudio X. González, la alianza PAN-PRI-PRD que se empareja con la iniciativa del exlíder de Patrones del país, Gustavo de Hoyos, de crear “líderes” para ser postulados sin la intermediación partidista, aunque si pueden colocar a algunos partidos no se desecha.

Recientemente, se generó un cisma en el seno del PAN por la “espontánea visita” del líder ultraderechista del Vox español a la fracción blanquiazul en el Senado y la gira de Margarita Zavala (que no más pasó lista como diputada, ahora del PAN a un congreso ultraderechista en Madrid, España). Como si ser parte de ese conglomerado de organizaciones que comulgan con las directrices fascistas de Benito Mussolini y nazistas de Adolfo Hitler, pues el antisemitismo no es ajeno al yunquismo, fuera una especie de basilisco para la fracción menos “conservadora” de Acción Nacional.

Apenas la semana pasada anticipábamos que El Yunque buscaría retomar su peso específico dentro del PAN con miras a la renovación de la dirigencia nacional, sin embargo, el partido que se jactaba de lavar la ropa sucia en casa, ahora hasta en tuits presume sus desavenencias. Al parecer a los prominentes yunquistas como Juan Carlos Romero Hicks, Cecilia Romero, Héctor Larios, Cecilia Romero, el exjefe de la Oficina de Presidencia con Fox, Ramón Muñoz, al brazo derecho de Calderón, César Nava, a los hermanos Zavala: Margarita e Ignacio, entre otros, les urge recomponer al PAN y ya ni pena ni miedo sienten al exhibir su ultracatolicismo.