CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

El docente en la pandemia en el ojo del huracán

Heriberto Prieto

Comienza la jornada una clase online a la vez que dará el maestro o maestra en un horario fijado con previo acuerdo y conocimiento de alumnos y padres de familia, se activa la videollamada, comienza la clase, al parecer todo marcharía sin novedad ¿si todos están bien?

Es un hecho que perturba escuchar y/o ver noticias que hablan de grabaciones que alumnas o alumnos del grupo que toman y difunden por redes sociales discusiones con sus maestros. ¿Acaso es que los docentes perdieron su vocación o bien, los alumnos/as hoy son más sensibles?

Antes de la pandemia por el Covid-19, las noticias referidas a actos incorretos de los docentes que pasan en el interior de las escuelas, ya eran noticias. Que si bien el objetivo de los docentes es el de formar a los ciudadanos, también es de proteger a sus alumnos/as por la confianza que depositaron en ellos/as, los padres y las instituciones del estado. Si bien es cierto, las y los profesores son ciudadanos con derechos y obligaciones, con una labor humanizadora, que supera la transmisión de los contenidos para el desarrollo de una sociedad.

Lograr que los estudiante sean autogestivos y autorregulados en cómo sobrellevar esta nueva forma de trabajo es la mayor dificultad para los docentes. Con estudiantes que están en las clases online y muestran fastidio e inconformidades con descaro, valiéndose de diferentes supuestos.

El hablar con propiedad (comunicación asertiva) y el mantener la postura (urbanidad y buenos modales) sin sacar de quicio (habilidades socioemocionales). Ahora que cada clase virtual está expuesta en los noticieros con sensacionalismo, tratan de mostrar la cara de un gremio de millones en un ecosistema digital y con una respuesta por una causalidad directa.

Si bien es cierto que el actuar de los docentes desde las clases presenciales se exponía, ahora con las condiciones las dificultades en las clases de presenciales a online, son dadas por la necesidad de estar preparados el docente en:

El uso de la Tecnología de Comunicación e Información (TIC)
Que deje su sistema de clases presenciales a clases online
Maneje los alumnos sin hábitos y capacidad de autodirigirse
Concientice a Padres de familia con tiempos comprometidos y poca o nula disponibilidad del tiempo
Estar disponible en servicio las 24 horas del día por los siete días de la semana, sin importar el periodo vacacional por la autoridad educativa para sus informes.

La pregunta de ¿quién media entre el alumnos, padres, docentes y directivos escolares? Esta son la urbanidad y buenos modales, los reglamentos laborales, el reglamento escolar y la ética profesional.

Y estas apegadas a los derechos humanos internacionales y constitucionales, que si bien de cómo se publique y con qué fin beneficiarían a unos y dañaría a muchos. Lo que parece olvidarse es que todo lineamiento, reglamento y ley es propiciar el bien común sin violentar la libertad de: expresión, de opinión, pensamiento, cátedra, privacidad e intimidad; derecho al acceso a la información y réplica.

Cualquier persona puede tener un en su estima a un docente, que tiene que sortear difamaciones y calumnias de las que debe tolerar para ganarse a sus alumnos a toda costa para poder sobrevivir.

El ponerse en los zapatos de los otros y hablar abiertamente, los miembros de la comunidad escolar, se están perdiendo entre tantos medios de comunicación para resolver las dificultades.
La falta de respeto mutuo de alumnos por valorar el trabajo de sus maestros y el de los docentes por el esfuerzo en tiempos de pandemia, ¿estamos acaso perdiendo una generación hacia una ciudadanía de la nueva era?