CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Paréntesis

Leonardo García, coordinador general de Misión Rescate México

@LeonardoMRM

Ante el extraordinario anuncio de la OEA de que “enviará una Misión de Visitantes Extranjeros para observar las elecciones federales y locales que se llevarán a cabo en México el 6 de junio” en Misión Rescate México nos congratulamos.

Convocamos al país entero para recibirlos y acompañarlos en esta trascendente labor de la defensa de las instituciones, en defensa de la democracia, en defensa de la libertad, en defensa en una competencia electoral donde el poder ejecutivo no se meta y respete los resultados.

Esa es precisamente la segunda lección de Timothy Snyder aprendida sobre los totalitarismo del siglo XX.

Snyder nos pide evitar que las instituciones se nos desmoronen entre los dedos: “Defiende las instituciones”. Y lo pide porque es consciente que las instituciones no se pueden defender solas.

Porque “Son las instituciones las que nos ayudan a conservar la decencia”, por lo que perder las instituciones es corromper a la sociedad. 

Así lo vimos con las “Estancias Infantiles”, con la “Comisión Reglamentaria de Energía”, con el “Seguro Popular”, entre otros, arrasados o borrados de un plumazo por la cuarta transformación.

Y si no hacemos algo coordinado, orquestado y sumado por muchos, el mismo futuro tendrán el “INAI”, el “INE”, y cualquier otra institución, medio de comunicación, iglesia, partido político, empresa, etc., que se opongan o contradigan los postulados de la 4T. 

Con la Ideología de Género  el proceso de cooptación de las instituciones no empezó con la Cuarta Transformación. Lleva años y hoy se pueden catalogar como instituciones que están perdiendo independencia y autonomía como el “CONAPRED”, la “SCJN”, la “CNDH” de forma descarada.

Pero congresos legislativos, medios de comunicación, dependencias gubernamentales locales y federales, y otras instancias se están volviendo instituciones deconstruidas y casi subordinadas a la Ideología de Género. 

Cuando estaba en su tercera y ultima campaña presidencial el actual titular del Ejecutivo Federal, muchos cometieron un error muy grave: “El error consiste en presuponer que los gobernantes que han accedido al poder a través de las instituciones no pueden modificar ni destruir esas mismas instituciones”

Y todo mundo dijo que sería imposible que la 4T o que AMLO desapareciera instituciones sólidas, profesionales y creíbles. La realidad ha sido otra. 

El método que está usando la Ideología de Género y la 4T es más similar al que utilizó el nazismo el siglo pasado.

A veces se priva a las instituciones de vitalidad y de funciones, se las convierte en un simulacro de lo que eran antaño, de modo que se ajustan al nuevo orden en vez de resistirse a él”. 

La conclusión es simple: defendamos las instituciones, fortalezcamos las instituciones, “De modo que elige una institución que te importe -un tribunal, un periódico, una legislación, un sindicato- y ponte de su parte”.

Una escuela, una empresa, un grupo, un movimiento, una asociación que hace el bien concreto, ayúdala, hazla fuerte, crécela, multiplica el bien que genera. 

Con instituciones fuertes, tendremos un estado que solo intervenga lo necesario y no un estado o mejor dicho, un gobierno, un poder, que quiera intervenir en todo, incluso, en el proceso electoral, aunque la misma ley se lo impida. 

Sin instituciones fuertes, prácticamente engrandeceremos el estado y lo convertiremos en un monstruo que todo, absolutamente todo, lo absorverá. 

Lo mismo hizo el estado totalitario ruso stalinista y el estado totalitario hitleriano, castrista, chavista y bolivariano. 

La mejor manera de defender las instituciones es volviéndolas fuertes. 

Bienvenida la OEA para que nos acompañe en nuestro proceso de fortalecer las instituciones que han logrado que la democracia sea tan buena que hasta le reconozca el triunfo a su propio “guillotinador”. Aún estamos a tiempo.