CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Cabeza de Vaca: ¿Entregarse a la justicia?

Marcaje Personal

Julián Andrade, escritor, periodista y fundador de El Bastión de Papel

Los días del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca serán espantosos a partir de ahora y no es que no lo fueran desde hace unos meses, sino que ya es muy clara la determinación de que sea detenido.

Ya se giró una orden de captura en su contra por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, además de que sus cuentas y la de algunos de sus familiares están congeladas.

Todavía cuenta con el apoyo del Congreso Local y el de su partido, el PAN. ¿Esto le alcanzará para mantener el cargo?

Estamos ante un conflicto de poderes que se da en medio de una discusión sobre el fuero constitucional. Si se atiende a lo que señaló, hace unos días, el ministro José Luis González Alcántara Carrancá, aún lo conserva y la FGR podía esperar al fin del mandato para proceder en su contra.  

Al fiscal Alejandro Gertz no le gustó nada está decisión y por ello presentó un recurso de reclamación ante la propia SCJN, pero al mismo tiempo solicitó la orden de captura y la obtuvo.

¿Qué sigue ahora? En el plano jurídico se tendrá que resolver con claridad el tema del fuero y la mecánica en que puede ser retirado, atendiendo las facultades de la Cámara de Diputados, pero tratándose de un gobernador, también de las legislaturas locales. Lo que está a discusión es el propio federalismo. Es evidente que la ley tiene que ser más clara.

La dimensión política es también interesante y por ello delicada. A nivel local hay razones para oponerse a lo que consideran un ataque directo del gobierno federal. La FGR también cuenta con argumentos para proceder, porque sostienen que  en sus indagatorias obran múltiples elementos que probarían, en un juicio, que el titular del gobierno tamaulipeco está en verdaderos problemas legales.

Para Cabeza de Vaca las próximas horas, los próximos días, serán decisivos. Es difícil que resista el cerco que ya está montado en su contra. Quizá debería dar un paso adelante y entregarse a la justicia.

Lo otro es entrar en una espiral de desgaste que irá aumentando en las próximas semanas y más porque estamos en elecciones. Es probable que el cálculo de uno y de otro esté justamente en ello, pero al mismo tiempo es evidente que la ganancia más alta no radica en mantener un poder que de todas formas se está diluyendo.

La FGR, por su parte, estará en posibilidad de presentar, ya en un juicio, la extensión de su investigación para probar que se tenían razones para preceder como se hizo.

El costo, la ganancia y la derrota de este caso, se verán en los próximos meses.