CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Mancha Humana™️

Julio Pérez De León, periodista
@Vago_Estepario

Solo en este México lindo y querido®️ se puede imprimir el sello de marca registrada a una palabra o frase por más coloquial o de uso regional que sea, según trascendió el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) negó el registro de marca a palabras como Fifí, Machuchón, “La Mañanera”, “La Mafia del Poder”, entre otras muchas más por ser de uso consuetudinario (hay usar palabras no cotidianas) por el presidente López Obrador.

No se trata de una puerqueza®️ menor, porque entonces el ¡Órale!, o el “¿Niños, quieren que les cuente un cuento?” muy usado por el extinto Brozo, tampoco podrían usarse, o el “Aguántame el Corte” muy en boga en la telera®️ de los años 90ta, tampoco podrían usarse.

Y es que eso “si calienta” ®️ toda vez que (se debe abusar de muletillas para distraer a los neo-censores) en algún tiempo, más que correctores de estilo en las editoriales deberán contratarse abogados especializados en derecho mercantil para leer y corregir los textos por el uso de palabras o frases ya propiedad del menos o del más pintado.

Se entiende en caso de los logotipos, producto de diseñadores gráficos o a veces hasta de meros aficionados pero que identifican a fin y principio de cuentas a una mercancía, cosa o servicio, así como los nombres de las marcas de productos, bienes, males y sinrazones; eso sí y solo sí®️ que no se repitan, aunque, se permite, por ejemplo, usar la misma tipografía, aunque haya sido creada como el caso de Chiclets Adams™️ y los Canels, asunto de vieja controversia mercantil.

El argumento el IMPI es que las frases y palabras empleadas por AMLO, lo vinculan con su imagen, al convertirse en marca o slogan de algo o cualquier chunche™️ sería remitir a su imagen una y otra y otra vez, con el riesgo, aventamos la hipótesis, de desgastar la imagen del primer mandatario, o peor aún, que el “bloque opositor” ™️ –si algún día despiertan- lo podría interpretar como actos anticipados de campaña o injerencia en contiendas electorales o que se pretende posicionarse con miras a la consulta sobre revocación de mandato, cualquier otra burrada™️ que quiera agregar cabe.

Entonces, “qué necesidad” ®️ acucar®️ o cucar®️ a las autoridades cuando ahora resulta que cualquier camaján®️ puede hacer de las suyas y como ya se anda acabando la corrupción, la muchachada “tecnócrata neoporfirista” ®️ del IMPI no se deja maicear®️ tan fácil.

De tal forma y modo, para no acabar comiendo “frijol con gorgojo” ®️ en cualquier Cereso o Cefereso sea público o privado se deberá tener cuidado con lo que se dice y se escribe, tal vez por eso, era la ideota (idea grande) de que todos los celulares sean registrados los datos personales y grabadas las conversaciones y los escritos, con la finalidad de adelantar los juicios y nos manden mucho a Chingada™️ la cual ya tiene su propio copyright.