CITA TEXTUAL

PERIODISMO INDEPENDIENTE

Alerta PRI que SAT aplicará terrorismo fiscal a jóvenes

Diputados del PRI rechazaron la pretensión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de hacer obligatorio que los jóvenes cuenten con Registro Federal de Contribuyentes (RFC) una vez cumplidos los 18 años de edad, aun cuando no hayan iniciado su vida laboral.

«Rechazamos la propuesta de @Hacienda_Mexico que pretende hacer obligatorio que una vez cumplidos los 18 años las personas cuenten con su Registro Federal de Contribuyentes (RFC), pues sería un grave daño a la libertad e independencia de los jóvenes», expuso la bancada del tricolor.

Los legisladores del PRI consideraron que la propuesta, incluida en el paquete económico para 2022 que es discutido en el Congreso de la Unión, “sería un grave daño a la libertad e independencia de los jóvenes”.

Expusieron que a pesar de que no hayan ingresado aún a la vida laboral, puedan ser objeto de actos de fiscalización por parte del Sistema de Administración Tributaria (SAT), si reciben transferencias en sus cuentas, como en el caso del pago de sus estudios por parte de sus padres o tutores.

En conferencia de prensa, Rubén Moreira coordinador del PRI en San Lázaro subrayó que es un tema sensible que hoy no se está tratando en la opinión pública, que a partir del primero de enero va a afectar a todos aquellos jóvenes que no tengan una vida productiva, que sean estudiantes sin ninguna remuneración económica, pero que estarán bajo la lupa fiscal.

El diputado priista, Hiram Hernández Zetina, explicó que la modificación fiscal plantea adicionar un párrafo al Artículo 27 del Código Fiscal de la Federación, qué según expertos fiscales, abre la posibilidad de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pueda rastrear las actividades de los jóvenes y exigirles que cumplan con sus obligaciones fiscales. Por ejemplo, dijo, los mayores de edad, con 18 años de edad o más, tendrían que explicar de dónde proceden los depósitos superiores a los 15 mil pesos, que reciban en sus cuentas bancarias. 

Actualmente, detalló, el SAT estipula que, en el caso de los Contribuyentes con RFC, las “transferencias que realicen entre sus propias cuentas” pueden ser objeto de fiscalización ya que dichas transferencias pueden ser consideradas como ingreso gravable para las personas físicas que las lleven cabo”, por lo que deben avisar que no se trata de un ingreso y presentar una serie de documentos.