CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Lo que importa de «Va por México»

Marcaje Personal

Julián Andrade

@JandradeJ

@ElBastiondeP

Al final se superaron los últimos obstáculos y se formalizó la alianza entre el PRI, PAN y PRD. Alejandro Moreno, Marko Cortés y Jesús Zambrano la inscribieron en el INE.

Es una jugada interesante y los pone en la pelea para construir una fuerza importante en la Cámara de Diputados y para competir con oportunidad en lo local. 

“Va por México” es el nombre con el que se distinguirán en los distintos distritos en que postulen candidatos conjuntos. 

La noticia, aunque ya sabida, es importante porque refleja que pudieron sobreponerse a las más diversas presiones y que lograron colocar un interés común sobre sus más diversas particularidades. 

Veremos los alcances y en particular el reto que significa seducir a electorados que han estado enfrentaos a lo largo del tiempo.

El abanico es amplio, de derecha a izquierda y con una alta dosis de pragmatismo.

La clave es que los votantes entiendan que la finalidad es la de proteger a la democracia y de impedir que continúe el deterioro institucional, además de enfrentar la emergencia sanitaria y económica con otra óptica y por ello se hará énfasis en la defensa del empleo y de las medianas y pequeñas empresas. 

Se trata de gobernar desde el Congreso. Ya se hizo en el pasado, pero ahora las condiciones son diametralmente distintas, porque no encontrarán posibilidades de construcción en el poder ejecutivo. 

En los hechos, México se gobernó desde coaliciones aunque estas no resultaran formales. Esa realidad, la de un escenario político partido en tercios generó dificultades pero al mismo tiempo permitió el impulso de reformas que dieron paso a una fructífera construcción institucional. 

Recordemos que no pocos analistas pensaban que ese esquema continuaría y que ya era tiempo de utilizar las herramientas legales para fundamentar y darle una sentido más profundo a eso acuerdos. 

El 2018 cambió esa lógica, pero la mala gestión, la polarización y la profundidad de los problemas abren nuevas perspectivas. 

Más aún porque la elección del próximo año será compleja, en condiciones inéditas por el COVID-19 y con todo lo que ello puede significar. 

Será importante que los abanderados se comprometan y valoren la confianza que puede darles el electorado.

Sería terrible la postulación de personajes que a las primeras de cambio se espanten y se alineen a expresiones distintas a las que los apoyaron.