CITA TEXTUAL

Periodismo Independiente

Mancha Humana

Julio Pérez de León 

@Vago_Estepario
FB: Julio Sala

Lamentable espectáculo, de pena ajena, la que protagonizaron los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), empezando por su cuestionado y acusado presidente, José Luis Vargas, acompañado y avalado por Felipe Fuentes e Indalfer Infante, quienes al menos en una rayana teoría, debieron no estorbar el avance hacia la paridad de género en las candidaturas.

El asunto dará para más, pues no se termina, y es que sacando a relucir el colmillo jugaron con la terminología legaloide, entre que, si solo se exhorta a los líderes partidistas a que, «en la medida de lo posible», si pueden, si quieren, si en su corazoncito hay un lugarcito por ínfimo que sea, postular a una mujer, pues la cosa se habrá dado por bien servida; y obliga a los organismos partidistas a postular a siete mujeres en sus candidaturas por gobiernos estatales.

Pese a que en los registros en video y estenográfico está claro que se votó por vincular, es decir, obligar, a los partidos a cumplir con lo expuesto. En el boletín de prensa se menciona como un mero exhorto, el hecho, incluso llegó a que la magistrada Janine Otálora tuiteara que se trata de vinculación.

En la misma sesión, el TEPJF le volvió a rehacer la plana al INE, al revocar su acuerdo, pues como señalaron los consejeros Roberto Ruiz Saldaña y Uuc-kib Espadas, en su momento, la forma era a través de que el INE ejerciera su facultad de atracción para generar el lineamiento que estipulaba a los partidos a determinar las candidaturas, pues se trata de elecciones locales y, por tanto, le corresponde a las OPLES.

Pero, esto quedará, en un futuro, cuando se pueda entrevistar al consejero presidente, Lorenzo Córdova, en un mero “diálogo democrático” y jamás que el TEPJF les rehiciera la plana.

Por lo pronto, y salvo que al coordinador morenista en el Senado, Ricardo Monreal no se le ocurra llevar el asunto a una controversia constitucional, a contrapelo de lo que ha desarrollado su partido, de sacar a avante a mujeres como candidatas a las gubernaturas el asunto se podrá dar por finiquitado.

Sin embargo, volvió a salir a la luz la falta de interés de las bancadas en los congresos federal y locales por legislar en materia electoral, no solo en paridad de género sino en el proceso de selección de candidatos a las diputaciones se establezca el “piso parejo” (¿acaso se duda la ventaja que tienen los diputados en funciones para reelegirse sobre los aspirantes a alguna curul?) esta sutileza procesal como diría el célebre Arturo de Córdova: “no tiene la menor importancia”.

foto de twitter.